lunes, 27 de junio de 2016

ELEMENTOS



No encuentro mi tristeza, 
se me ha perdido,
no sé donde la he puesto 
o a donde ha ido.

No llegas en la brisa
y mi tristeza 
no dice ningún nombre
y a nadie niega.

Será que el corazón se ha congelado?
El que muere de frío, 
oí decirlo, sonríe un poco.
Los hielos de este río, 
cuando el sol los derrite 
me vuelven loco,
y mi sonrisa
no sé hacia donde mira, 
no tiene prisa,
miedo tampoco.

Será que el tiempo casi me ha borrado,
como carta perdida 
que nadie entrega?
Será que es la alegría 
relámpago ciego,
Güije travieso?
Será que llegue el día?
Soy tierra y agua, 
seré aire y fuego.

DE PASO



En buena compañía estoy muy bien,
estoy bien conversando con cualquiera,
me acomodo a la huída y a la espera,
fluyo entre la mentira y el desdén.

Atravieso la vida en cualquier tren,
avanzo, no me importa en qué manera.
Me moja el cielo, voy hacia la hoguera
para besar lo poco que me den.

La soledad, mi vieja compañera,
antes me hacía sufrir, ahora me abraza. 
No pide nada, es buena consejera.

Me conforta, sentado en cualquier plaza
o caminando por cualquier acera,
saber que no soy cazador ni caza.

La Habana enero de 2012

DESPEDIDA


Hay cosas que se saben porque sí,
lo sé porque lo sé, tu no me amas.
No insistas en tus débiles proclamas,
aunque me veas de frente ya me fui.

No elegimos haber llegado aquí,
y juntos ni ganamos ni perdimos.
Ni tu ni yo a conciencia confundimos
lo transcendente con lo baladí.

No me lamento, el tiempo no perdí, 
fue vida, si, lecciones que aprendimos,
chispa y cenizas, un minuto llamas.

Pasó el tiempo de andarse por las ramas, 
agradezco lo poco que nos dimos, 
siento paz alejándome de ti.

La Habana, enero de 2012

lunes, 16 de mayo de 2016

DE AIRE

Tu luz, tu carne
solo imaginadas
ay! mi mente como arde!

El camino 
no tiene aún pisadas
sola vereda 
de aire

Sueña el laberinto que tiene visita
imagina el huésped que encuentra el silencio
y los dos, flotando por el río abajo
sueñan que despiertan en la luz del mar

Se va la tarde
sin prometer nada
por la sombra de tu calle

El camino 
borraba mis pisadas
sola vereda
de aire

AHORA NO ESTOY

Nadie me llame suyo, ¡que descaro!
¿De quién soy cuando despierto a media noche
y la tiniebla sigue, no se aparta
no se remedia encienda lo que encienda?

Que nadie venga a prometerme nada
que no sea ahora, dentro de un minuto.
Si el tiempo pasa... ¿y si ya no me gusta
lo que me dan? ¿y si ya no lo quiero?

No me digan que es tarde ni que es pronto, 
el tiempo no me espera y yo no lo obedezco.

domingo, 2 de agosto de 2015

ESTAMPAS

Un hombre ya muy viejo
que sonríe a la vida
sin nostalgia,
con dos dientes y medio.

Una niña que sabe
que no tienen remedio
a los trece el amor, 
las caderas,
la salida del vello.

Un deseo profundo,
un antiguo proyecto
que despierta,
que pareció olvidado en el camino
y germina
como si fuera nuevo.

El asedio del tiempo
que sin pensar se esquiva
con abrazos,
con bromas distraídas
y la mente en silencio.




sábado, 30 de agosto de 2014

DISTANCIAS



Seis horas y un océano, 
y las mañanas en que casi no existes, 
prácticamente todas. 

Un mar grande y seis horas,
y tus tardes y noches en que viajo sin rumbo,
por la oscuridad del sueño. 

El océano entero y seis horas enormes, y los meses. 
Y labios tan borrosos como un árbol dormido, 
y ojos que no riman, 
y dedos sin memoria.

Agua y sal y la noche,
y millones de nubes
que lo secuestran todo,
y tantos calamares como gotas de ausencia 
pululando en lo oscuro de las horas ambiguas 
donde tu y yo apenas existimos

lunes, 18 de agosto de 2014

RECETAS PARA SEGUIR VIVIENDO



Para recomponer una sinceridad,
si es eso posible, 
hay que decirlo todo ahora.

Este hechizo no ofrece garantías.
Si se rompe un espejo, 
la palabra, una copa...

Si la sinceridad tiene una grieta, 
pierde peso, se anuncia,
ladra, se justifica...
es difícil pegarla,
convencerla, pintarla...

Es mejor una nueva.  


***



Para saber si es conveniente dinamitarlo todo
hay que tener en cuenta la distancia
a la que uno se encuentra de si mismo.

Si el tiempo no escatima el pago de su deuda,
las indemnizaciones en concepto de daños 
a la piel, al deseo, a la esperanza...
en moneda de amor a uno mismo,
a lo mágico y bello del mundo,
en sabia calma ante la estupidez, 
la mezquindad, el miedo y la mentira,
en elegancia ante cualquier infamia...
en lo que llaman, en resumen, experiencia,
no se hará necesaria 
tan severa medida.

Puede bastar con la simple habilidad
de saber decir no tranquilamente, 
de elegir libremente los minutos, 
y a los lugares, pagarles con distancia.


***


Para salir de un laberinto se debe caminar 
en alguna dirección. 
No sirve para nada arrepentirse
y tampoco son útiles los juicios. 
En cuanto a si es mejor
permanecer despierto, 
es difícil saberlo,
los indicios a veces 
se ocultan en los sueños.

Puede que lo importante 
sea saber si afuera 
está la libertad,
si el laberinto nos tiene rodeados
o si nosotros lo hicimos prisionero.


***


Para quemar un poema
hay que sangrar por los cinco sentidos
y vomitar por los tres corazones,
no es suficiente maldecir en la taberna,
frente al mar,
en la cama...

Para romperle los huesos a un poema,
reducirlo a ceniza, 
desarmarlo,
hay que meter en cal viva las entrañas,
ahogar en amnesia los rencores y abrazos,
defecar hasta el primer recuerdo. 

Para matar hasta el alma de un poema 
no basta con la muerte y el olvido, 
la desintegración de la galaxia, 
la abolición del Cosmos y del Tiempo.

Quizás lo único que destruya un poema
sea su descendencia despiadada,
la joven fiera que devora a sus padres 
y, por si acaso, 
también a sus crías.

TRABAJOS DE FELICIANO

TRABAJOS DE FELICIANO

Feliciano ha vuelto, ahora trabaja como acomodador.
El salón de los sueños reúne los deseos sin camino de gentes inconexas. Hay como una especie de ruleta en la que, a veces, los sueños de dos seres se ven y se saludan.
Feliciano Expósito no debe intimar con los clientes.
Hace calor, este sol!... y la tristeza es solo la cosquilla leve de una gota de sudor que rueda por la parte más baja de la espalda sin haberse anunciado, nada.
El tiempo, como siempre, se afana en confundir mentes y corazones, lo mejor es hacer como quien no lo ve. Feliciano ya casi aprendió a ignorarlo, a no dejarse intimidar por él.

 Distribuye al azar, sin criterio, los sueños que pacen libremente sin conciencia, para que no se agolpen en alguna esquina del salón. Su horario de trabajo no es fijo, sale para almorzar a cualquier hora. Es cuando se producen algunos altercados, nada serio, solo algún sueño tozudo que insiste demasiado en mantener el rumbo. Nada. Él regresa sin haberse dado cuenta.

 A veces, en su día libre, Feliciano no encuentra ocupación que lo reconforte, y se disfraza para poder entrar y fluir anónimamente por el salón, entre los otros sueños y así observar las diversas especies, los románticos, los surrealistas y descabellados, los primarios, los ridículos...
Él ya casi está dispuesto a arriesgar su empleo, entrar también en la ruleta, volver a exponerse a la vida común.

 Al despertar no sabe, no consigue distinguir si la luz brumosa y dorada, casi rojiza, es de crepúsculo o de aurora. No existen los relojes, pero siente que sus pies en pocos minutos van a conducirlo hasta su puesto.
Feliciano ha vuelto.
Ahora trabaja de barquero  en las balsas que llevan heridas e ilusiones de orilla a orilla en el río de los versos no nacidos. Feliciano Expósito no debe conversar con el pasaje, y mucho menos hablar de su pasado.

jueves, 14 de agosto de 2014

SIEMPRE OTRA

La noche es siempre otra
Así no hay quien consiga sostenerla 
La esperanza es la misma más o menos
Siempre para mañana

Se están poniendo viejas las canciones 
Más lindas cada día las viejitas
Más dulces con sus grietas afinadas 
Más fieras de ternura despiadada 

En cada noche una canción es otra
La misma más ardiente o más cansada

Y esta noche que es otra 
Se empeña en ser la única de ahora
Y tanto empeño para no ser nada 

miércoles, 13 de agosto de 2014

NOCHE CLARA

Y la noche era bella
Pero decidió no ser más que una noche más 

Quiso que nada sucediera
Solo brillo de luna en el mar
Solo deseo de más noche y más luna

Solo un poco de ron y de tabaco
Solo un poco más de música sin nadie
De sueños solo sueños
Un poco de belleza vagabunda 


La noche mujer sola
Promesas de la nada
La noche provocando 
Al aire de la noche

La noche terminando 
Cuando le da la gana

martes, 12 de agosto de 2014

HUMO Y VIENTO

           


La certeza se pone
las máscaras del tiempo,  
de los camaleones, 
los colores sinceros.

Sus plumas son de escarcha,
sus alas, de cangrejo,
su mirada, de estatua
sus abrazos, de fuego.

Su horizonte es de muro,
sus promesas, del cielo,
su razón, de aguardiente,
su equilibrio, de huevo.

La certeza camina 
como el tronco de un cedro.
Bebe un vino agridulce
de arenas de desierto.

Es un niño borracho
haciendo de arquitecto
de nuestras decisiones, 
de nuestro desaliento
(de los camaleones, 
los colores eternos).

La certeza es de humo, 
el amor es de viento.

domingo, 29 de septiembre de 2013

HE LLEGADO A SABER



Ya no puedo caer,
mi amor es ya más grande
que las desilusiones

Puedes irte, lo sé,
pero sé que, hasta solo,
viviría mil años

He llegado a saber
que vivir es amar
hasta el fondo del alma,
donde una melodía
o un dibujo sencillo
pueden más que el olvido

martes, 11 de junio de 2013

LA CEIBA



Yo soy la Ceiba.
Tu, ciclón,
pasaste.
También voy a morir, 
pero de pie
hasta el último momento,
nada de poco a poco.       

viernes, 10 de mayo de 2013

PASAR



Está ahí,
siempre. 

Yo salto hacia la luz
y se me olvida 
que está ahí.

No logro recordar
la primera vez
que lo supe, 
lo sentí.

Nos llevamos
razonablemente  bien,
también sabe 
que yo estoy aquí,
siempre.

Y también se le olvida.
No tenemos prisa.

lunes, 22 de abril de 2013

ESTÁBAMOS CANTANDO



Hoy lo hemos sabido,
estábamos cantando.

Todo se hizo por unos segundos
infinito y perfecto.

Ya no preguntaremos
el cómo ni el porqué de este universo,
supimos sin palabras 
aquello que es enorme, 
que cabe en una gota
de aire,
de vino, 
de tiempo.

Estábamos cantando
y era como volar.

jueves, 4 de abril de 2013

DENSIDAD RELATIVA DEL TIEMPO


Hoy es hoy
pero por poco tiempo.
Ayer también lo fue y dejó de serlo.

Mañana será hoy dentro de poco
pero por poco tiempo,
casi nada.

El mes que viene
todavía no existe,
igual que el mes pasado
que ya ardió.

Este mes es confuso
pues los días
no paran de cambiarse de vestido,
y cuando den las dos serán las tres.

AHORA es solo una forma de hablar
pero NUNCA es a menudo más denso
que la roca más dura y más fría.

jueves, 6 de diciembre de 2012

TIEMPO VIVO


Qué estrépito viola
tu distancia del mundo?
Qué puñado de aire
te niega el saludo?

Amaneces
y el día dispone de ti.
A menudo te ignora,
a veces, insaciablemente
bebe tus minutos, 
tu sudorosa productividad,
tu terror domesticado
a la nada y lo infinito.

Normalmente dispones
de abrigo y agua, 
pero suele faltarte la luz y el aire
(La razón asfixiada, el corazón a oscuras)

Qué camino amigo 
procura tus pasos?
Qué mar irá a besar tu cuerpo vivo?
Qué mar abrazará tu tiempo muerto?

jueves, 20 de septiembre de 2012

MICROPOEMAS ET CETERA



No es que fuera un borracho,
iba casi a diario a la taberna
a rebuscar las sobras de un poco de calor,
alguna sonrisa extraviada.


***

Que bruto soy, si!
a veces tengo hambre
y comer es lo que quiero.


***

Ha nacido un limón
dios es grande
aunque no exista.

***

El rio
a veces no lleva
hasta el mar,
si caminas 
contra corriente
puedes llegar
a las nubes.

***

Continuará (espero)

***

Supe que nuestro amor
 era imposible...
Eso me gustó 

***
Éramos pocos,
y para completar,
introvertidos...


domingo, 2 de septiembre de 2012

LUZ



Necesitaba mar, casi me ahogo,
quise llenar de golpe el gran vacío
de tanto día gris a fuego lento,
de tanto medio abrazo y ya veremos.

Necesitaba amar, fue un desvarío,
casi me vuelvo loco comprendiendo
motivos raros, casi coherentes,
mares casi tranquilos de veneno.

Necesito vivir, morir es fácil.
Voy a quemar los barcos de la lógica,
podrá cualquier camino recorrerme.

En la armonía de cualquier desorden
llegará a mi la tarde enamorada
y cantaré en la luz que me consuma.

miércoles, 29 de agosto de 2012

CITA EN UN SUEÑO



Si, ya sé que tus leopardos
no vendrán a la cita.
Puede ser que por eso
no logre recordar tu argumento y tu rostro
cuando me vea remando,
envuelto en las aguas exteriores.

Pero si, tras los montes, 
alcanzaras la orilla
y otearas los aromas, 
las cadencias y brillos
de refranes, tormentas, 
lisonjas y silencios,
los motivos efímeros
que van siempre conmigo,
también te servirá 
la risa, algún licor,
tortugas, palíndromos...

viernes, 24 de agosto de 2012

CANCELACIÓN DEL DÍA



También tu llegas en fecha errada.
Hace mucho, una tarde
equivoqué el camino de los días.
Mi reloj desde entonces
ya no recuerda el orden de las horas.

A veces, sin poder hacer nada, 
contemplo, 
como el paisaje que se aleja del  tren,
las escenas normales que nunca ocurrieron,
la vida que no viviremos
porque perdí, hace ya mucho,
el camino de aquel cuarto de hora.

Nadie salió a buscarme, tu tampoco,
y los dias no encuentran mi guarida. 
Otra vez voy a salir a patrullar
algún camino, 
aunque sea imaginario. 
Si tropezamos no preguntes la hora.

jueves, 23 de agosto de 2012

ATERRIZAJE DE UN PULPO




¡Que un rebaño de pulpos sobrevuele tu frente!

El tiempo me irrita.

Las horas
emulando el desfile de un batallón inacabable,
subdividiendose,
formando en distintas compañías,
pelotones en misión rutinaria, 
caracoles vacíos, brújulas extenuadas,
sopa de viento fugitivo.

Las horas impostoras
fingiendo transcurrir 
en una realidad falsa y absurda,
usurpando su papel
para burlar tu derecho a la verdad.

Las horas celestiales, relámpagos de gozo,
bendición cruel que se complace
en la melancolía ácida que impone.

Las horas ya muertas,
ignoradas, sin lápida,
reproche mudo en un bolsillo de otra prenda.

Y la hora en la que aparecerán
a poca altura
las bandadas de recuerdos voladores. 
Con sus tentáculos mesando tus cabellos
te anunciarán la hora
que siempre se aproxíma.

lunes, 13 de agosto de 2012

ESA HORA



La hora hueca,
llega de pronto
envuelta en otras horas
que tampoco saben transcurrir,
que terminan por la inercia
que todo consume.

Esa hora de ventanas ocultas
que me ven desorientado, sin empuje,
y, de reojo, murmuran ironías.

Esa hora que miro de frente
desafiando
el poder impredecible que nada en su placenta.

Esa cima desde donde contemplo
la terquedad del tiempo en sus tres formas:
no cambiar, no durar, no llegar.

Esa hora de silencios estridentes,
de universo frondoso y abismo sordomudo,
esa hora en que sospecho una puerta
y casi huelo el aire nuevo que hay detrás,
esta demasiado poblada de segundos,
todos huyen o mueren o se esconden,
ninguno grita "éste es el momento!"


martes, 26 de junio de 2012

MÁS ALLÁ


Ya no me quedan alas que cortarme,
no me hiere la decepción cansina,
si lloro por amor, no existe nombre.


Es solo la emoción de oir la vida,
la sospecha de cosas que no mueren.


Ya no me quedan lágrimas amargas, 
no me quedan más alas que cortarme
porque siempre me vuelven a crecer.

lunes, 18 de junio de 2012

CINCO NO SENTIDOS



No hueles la distancia
de nuestras manos dadas.


No toco el eco
de mi canción
en tu sangre.


No oyes el oleaje
de la mia al buscarte.


No veo el camino
del abismo lejano
pero nuestro.


Así, nada sabe a nada.

miércoles, 13 de junio de 2012

AMOR AVANZADO



Ella dijo:
Jamás volveré siempre sin haberme ido.
Yo comprendía,
y volví mañana algunas veces.


***

El tiempo andaba por allí
un tanto ensimismado,
y yo resuelto a desobedecerle
sin pensar hacia donde.

***

Creo que ella supone cosas.
Probablemente ya sabe que existo,
después de mirarnos el fondo de los ojos
y no ver.

***

Ha vuelto a amanecer
y tengo sed.
Muchos caminos son 
de doble sentido.

domingo, 18 de marzo de 2012

EL LADO POSITIVO

No maldije al amor con su ceguera.






Tu nunca me dejaste para luego,
ningún abrazo tuyo eché de menos,
no jugaste estrategias de dominio,
no te sentí lejana ni mezquina.


Jamás tuve el impulso de engañarte
ni tuve que ponerte en la balanza,
no hubo sospechas ni arrepentimientos,
no hubo perdón amargo ni delito.


No aminora la llama un sexto invierno,
ni la monotonía apaga el brillo.
No siento marchitarse tu belleza.


No se hace más liviano mi deseo,
ni me inquieta que el tuyo me deseche,
porque no existes, nunca has existido.

viernes, 16 de marzo de 2012

LA GRIETA


No encuentro la manera de decirlo,
y me pregunto
si escribir es lo mismo que hablar solo.


Pero esta sensación no se parece
a los silencios incómodos
que empujan a emitir alguna frase
para romper la distancia intolerable
con alguien situado a medio metro.


Aquí no hay nadie más,
y sin embargo,
hay palabras que se agitan
buscando alguna grieta para escapar de mi,
unirse a otras y vivir su propia vida
como quien sale de la casa de sus padres 
y alquila su primer apartamento.


He consumido varios de tus minutos
porque no encuentro la manera de decirlo,
y me pregunto
cual es la causa y cual la consecuencia,
qué fue primero, la ansiedad o el arte.