sábado, 15 de febrero de 2020

PREÑADO DE VACÍO



Hay piedras y conchas de la playa
en todos los bolsillos
que tus manos recorren mientras andas 
por páramos, aceras y semanas

Guardas olor a lluvia en los despachos
inevitables
en las salas de espera 
que administran tu cuerpo
y en los altos horizontes de escayola

Tu silencio 
manchado de canciones 
te espera a la salida 
de todo laberinto
para inundarlo todo 
el día de su triunfo 

Probablemente tienes
todos tenemos
un pequeño museo 
de cristales amansados por el mar
programas amarillos
trofeos de algún romance
cajitas de otro tiempo 
repletas de aires extinguidos
y un álbum con los labios
las tetas y los brazos 
que solo pudiste imaginar

Tu silencio 
teñido de deseo 
te espera a la salida 
de todo laberinto
para ocuparlo todo 
el día de su triunfo 

Teléfonos sin nombre
sonrisas espontáneas o negadas
los muros traseros de los ojos
de rostros incontables, 
contemplados de espaldas, invisibles
dibujados a oscuras sin remedio 

Imágenes, aromas y sospechas
que nunca traes de vuelta
pues la humedad del tiempo
desfiguró para siempre sus contornos
aunque a veces se agiten
ocupando un milímetro escaso 
en la inquietud latente
en la sustancia ciega 
de tu apego a la vida

Tu silencio 
poblado de preguntas
te espera a la salida 
de todo laberinto
para abarcarlo todo 
el día de su triunfo 

Respiras en la inercia
caminando
lavando y planchando las ideas
que tu nombre no permite desechar
por mucho que ya tengan agujeros

Sustituyes los sueños cuando se ponen rancios
absurdos en el tiempo 
ineficaces, vanos
Administras los ritmos que te envuelven
y estos te domestican 
disimuladamente

Tu silencio 
preñado de vacío
te espera a la salida 
de todo laberinto
para abrazarlo todo 
el día de su triunfo
el día de tu nuevo nacimiento

miércoles, 5 de febrero de 2020

COLOR INESPERADO





Recorriendo un crepúsculo grisáceo
zarpazos de un sol agrio y blanquecino
como un abrazo de olor indiferente

Como quien junta leña 
en una madriguera abandonada 
con la duda del fuego
con un único fósforo frío 

Pronto me cercó el día 
vistiéndome la escarcha de las viejas preguntas 
que un sol pálido y flaco no puede conjurar

Recorriendo los años que se alejan 
de las escenas centrales de la vida
el vértigo se asoma
repudiando, buscando y repudiando 
los sueños hacia atrás
las mancas correcciones al guión 
que ya se volvió húmedas cenizas

Pero el sol tan arisco al retirarse 
no ha podido impedir 
la efímera invasión del color rojo 
tardío pero ardiente
prometiendo caricias que añadir al recuento 
antes de que domine la negrura


lunes, 3 de febrero de 2020

PALABRAS DE AMOR




Combinamos palabras
con las reglas que surgen de estar vivo
el método que nace y muere y nace
a cada tres latidos y un sabor
casi olvidado que se asoma y huye

Las palabras formando una pierna de aire
un deseo concreto de que suceda algo
enseguida borrado, evaporado 
como un arco iris

Una pierna de sol color de almíbar
inventando otra pierna 
para que sean dos por el camino

Combinamos así las palabras
con imágenes que nacen al vuelo
y minutos posándose en silencio
aunque pidiendo que los mires
cómo se dan la vuelta y saltan en un pie
canturreando un estribillo incomprensible

Así nacen los versos
así nace el amor y se esfuma
como una pierna vestida de arco iris
y la otra desnuda
imaginando el sol que la acaricie

Así nacen insomnios
hechos de algún anhelo contenido
domesticado a fuerza de caminos 
educado leal y cariñoso
fabricante de piernas y mejillas
y ojos de las miradas
que con paciente locura y artificio
inventa el corazón de nuestra mente
la glándula de amar a toda costa

Usamos las palabras para amar
juntando las palabras
y la boca y los ojos y las manos

Y ante la hora que obliga a abrirse paso
juntamos las mejores para seguir amando
los días y las noches
desde siempre hasta siempre



UN SUEÑO EXTRAÑO




Siempre jamás, aunque lluevan asteroides
y la luna se bañe en el pacífico
bendeciré nuestras respiraciones

Si se diera el momento
de repudiarnos con todas nuestras fuerzas
nunca pronuncies la palabra nunca
no siembres el vacío
que nos envuelva como un trapo de cocina
que borra una gota de té o de naranja

Respiramos
eso ya es un misterio 
suficiente y enorme

Siempre jamás, aunque el planeta despertara
y todo hubiera sido un sueño extraño




domingo, 2 de febrero de 2020

MADRE






Yo te acuso Granada
Eres bella como lo es la vida
pero ahorras
solo das tu sonrisa a quien no te conoce
o a quien huyó de ti y hoy te perdona

FIESTA





Hay días por los que se camina
percibiendo el silencio respirar tras los muros 
la mirada indiscreta  
de algún rayo de luz que se asoma  
debajo  de las puertas 
la vida de la araña 
la población del polvo y de la sombra 

Y también los jardines secretos 
donde hubo vidas que pasaron sin aviso 
donde, a no más de dos metros 
hay mundos perdidos, tan lejanos 
como el brillo de ojos que se odian 
o el calor de un abrazo 
que el tiempo repudió hace mucho tiempo

Hay días en los que se comprende
se acepta de buen grado la existencia de todo
se comparte el deseo 
de que tenga salud cualquier alma 
que todos los seres asistan a una fiesta 
en la que de repente se despida el sol 
al son de nuestro canto
prometiendo volver 
aunque algunos estemos ausentes 

PIDO POCO




Yo quisiera tener
un coche amarillo
vivir en una casa 
que tenga 
jardín y chimenea

Y si no puede ser

quisiera caminar
por un campo de flores amarillas
morirme a los trescientos 
y que alguien que me conozca
pague la leña

TOLI





Circulabas en sentido contrario por la vida
a cuarenta años por kilómetro cúbico 

En tus antecedentes

figura el horror que contemplaste
fuiste testigo de tu propio asesinato
y te viste obligado después a caminar
asistiendo tú mismo tus constantes vitales

Perdimos tus cuadernos cuando te detuvieron

pero nos queda
la guitarra que tú acariciabas
salvada del incendio
y en el penúltimo cajón de la memoria
casi desintegradas
las alforjas de tu caballo Mendo
las estrellas acampadas junto al río
y las viejas tabernas de un tiempo
que ya solo nos deja recordarlo 
en blanco y negro

MOVIMIENTO





Yo con yo
despierta

Yo con yo
levanta

Yo con yo
recuerda
prepárate, anda
(Sentí que me hundía si no caminaba)

Yo con quién
vigila

Yo con quién
agrada

Yo con quién
comienza
sumérgete, inventa
(Ahora que respiras, roza, huele, sueña)

sábado, 1 de febrero de 2020

EMERGENCIA







Llueve mal 
a un ritmo de rencor y aberración.
El agua está furiosa, 
triste, manchada, exhausta, 
harta de ofensas necias y colonizaciones.
Ya no sabe mantener la compostura 
alterna el largo desdén con el brutal exceso.

El mar parece que se ha vuelto loco,
su contraataque 
no entiende las leyes de la guerra.

Será mejor no dejar para mañana
algunas cosas que, aunque aún no lo sepamos,
elegiríamos por encima de todo.
Será mejor pensarlo pronto y decidirlo
como si fuera nuestra última semana.

viernes, 31 de enero de 2020

ME QUEDÉ DORMIDO




Iba yo tan ufano por un  viejo poema
que olvide presentir las preguntas del aire 

Iba yo sospechando la emboscada de un verso 
cuando pasó la vida por detrás de la niebla

Iba yo masticando la urgencia del abrazo
cuando el sueño me impuso su simulada tregua

Vagando por un sueño donde a nadie conozco 
procuro convencerte pero aún no has nacido

Amanece despacio como un crecer de algas
comentan los caminos que anoche no pasaste

LO SABEMOS






Muchos versos pequeños 
Porque no puede haber párrafo que ilustre 
las atinadas flechas entre nuestras pupilas

Caricia
Savia
Risa
Compasión 

Complicidad silente
Lujuria
Desafío 

Hemos llegado lejos 
y los días 
son surcos donde brotan 
nuestros dias

jueves, 30 de enero de 2020

JUBILACIÓN DE LA TRISTEZA






Vieja amígdala
del llanto sin origen 
en un martes cualquiera del invierno
segregas tu licor
sin salir de tu secreta madriguera 

No entiendo tu renuncia 
a la erradicación de los microbios grises
duele la tarde 
los días serpentean 
por el barro tranquilo

A veces se diría 
que ya te pones vieja
que ya solo caminas
para no anquilosarte
que ya solo interpretas 
bagatelas livianas

Sé que te apagarás sin dar señales
para que nadie note 
que tú también te fuiste dejándome dormido
y al despertar 
no estaban ya tus ropas ni tu aliento 
solo dejaste 
suspendidos en el aire 
intermitentes
tus ojos de silencio
acechando 
mis noches de inquietud sin argumento

martes, 28 de enero de 2020

SOLES AUSENTES





El tiempo se me desgrana
tengo que neutralizarlo.
Ensueños de bocas ávidas
se adueñan de mi letargo,
destellos de incertidumbres
me muerden el espinazo
con dientes de sol ausente,
con veredas de otro año
hechas de sueños dementes,
anhelos decapitados,
argumentos de esperanza
y gozos embalsamados.

De caricias interinas 
y finales abortados
se amontonan los recuerdos,
pobres, insípidos, raros,
hechos de viejos retales
de soles que no alumbraron.

Cada sol dicta su bando, 
su juez para sancionarlo,
yo avanzo hasta el horizonte
y duermo desorientado.
Cuando el nuevo sol empuja
me levanto y me acicalo
con la sonrisa mermada 
de quien nunca ha sido amado.

Otro presente, escondido,
me guarda lo no llegado
para vestirse mi asombro, 
caminar en mis zapatos
y cantar en mi garganta
melismas desorbitados.

Los soles, todos a una,
Tiempo desenmascarado, 
su trinidad extinguida,
su ejercito desarmado,
deshechas sus emboscadas.
Será volar, volar alto!




CARNAVAL OSCURO





Miedo, ¿tanto te gusta disfrazarte?

El miedo se disfraza de paciencia
y nos hace sentirnos seres civilizados.

El amor lo contiene, pero no lo conoce. 
O quizá se hace el sordo, finge no haberlo visto.

Amor civilizado,
confundes la paciencia con el miedo, 
con el terror a la ausencia, la distancia,
a los aguijonazos del recuerdo.

El miedo se disfraza de perdón
y sentimos el pecho tan ardiente y tan hondo... 

Pero las cuentas sin pagar esperan,
el amor, enfermo y loco, ya no puede.

Amor cobarde, hoy no se fía!

Miedo, ¿porque te gusta tanto disfrazarte?


Año 2008

lunes, 27 de enero de 2020

HIPNÓTICA

Tras el aprendizaje de la vida    
ofrezco mis ruinas a tus ojos...

Javier Egea







Va un silencio despacio
casi vago
manchado de algún ruido necesario
transita como nube
por las calles de sol descolorido

Hace como los ríos
se agacha en cada esquina
se desploma y avanza

¿Es el mismo silencio de otro siglo?
no recuerda
sigue como un león hipnotizado
convencido de ser solo un recuerdo
que no encuentra su casa

Al fondo de cien calles una plaza
de campanas o márgenes finales
Parecen llover risas
de niños o un borracho
que canta su destino con hiriente dulzura

Va un silencio sin prisa
como hombre obligado a recorrer un mapa
esperando señales
sin saber de qué ojos 
vendrá la contraseña que desordene el llanto
que encienda la traca final de la locura
que desate una canción definitiva




NADA ES PARA TANTO





                                                                            




Tuve suerte, lo supe junto al mar,
aunque antes, tierra adentro
ya oí murmuraciones de acequias y alamedas.

Caminar por la arena facilita las cosas.
Los pasos urgentes, airados, se amortiguan.
Amaina pronto la ansiedad en los muslos, 
se cansan, acomodan el paso, ya cooperan.
Una vez más, los pies lo solucionan todo.

En casa del cráneo, ya ves, te lo dije.
La del tórax estaba ya avisada,
la del vientre, negocia en la taberna 
la rescision del trato.
Y de nuevo los pies se hacen cargo
de los siguientes trámites.

Ya mañana, las manos tomarán el relevo.
Les toca, como siempre, ocuparse del agua,
abrir o cerrar puertas,
quien sabe? suprimirlas,
que las fuentes y acequias solo hablen de sus cosas,
abolir las cortinas, 
que corra libremente el horizonte,
que vengan las semanas,
estamos cada vez más preparados.

Frente a la mar se saben
mucho mejor las cosas.