domingo, 2 de febrero de 2020

FIESTA





Hay días por los que se camina
percibiendo el silencio respirar tras los muros 
la mirada indiscreta  
de algún rayo de luz que se asoma  
debajo  de las puertas 
la vida de la araña 
la población del polvo y de la sombra 

Y también los jardines secretos 
donde hubo vidas que pasaron sin aviso 
donde, a no más de dos metros 
hay mundos perdidos, tan lejanos 
como el brillo de ojos que se odian 
o el calor de un abrazo 
que el tiempo repudió hace mucho tiempo

Hay días en los que se comprende
se acepta de buen grado la existencia de todo
se comparte el deseo 
de que tenga salud cualquier alma 
que todos los seres asistan a una fiesta 
en la que de repente se despida el sol 
al son de nuestro canto
prometiendo volver 
aunque algunos estemos ausentes 

No hay comentarios:

Publicar un comentario