jueves, 1 de marzo de 2012

LABERINTO



Las cosas que creímos imposibles
o demasiado lejos,
los sueños, ya mudados en recuerdos
o derrotas,
las preguntas, satisfechas o dormidas...


Las respuestas, repudiadas o caducas,
la contienda
de la perseverancia y el olvido...


Las nostalgias amables que se dejan soñar,
el vacío que acecha y enciende el llanto seco...


Los logros, propios o ajenos,
que sustentan el orgullo que nos une,
las flaquezas que un día torcieron los caminos...


Todo junto, lo grande y lo pequeño,
lo que quiso perderme,
lo que me ha conducido a este momento
en el que ya no dudo lo que haría, 
no alcanza a responder mi pregunta:
¿Qué hago ahora?





No hay comentarios:

Publicar un comentario