jueves, 16 de enero de 2020

GESTO INDIGESTO




Estoy bastante bien, ¿qué les parece?
Gracias! ¿se lo creyeron? Es posible.
Decir lo mismo digo es de holgazanes,
se podría añadir, y hasta oponerse.

Este dolor ya me traspasa el alma. 
No se pongan así, quizá lo invento,
no hay nadie en el papel, ¿vieron un rostro?
solo ven tinta, celulosa y mano.

Les sugiero que no me lo perdonen,
aquí sentado y ni siquiera sudo
al malgastar sus corneas sin aviso 
de que puedo aburrir sus sentimientos.

Llámenme charlatán, vano escribano,
y ya no me dirijan la palabra,
la historia de la humanidad lo afirma.

Queremos ser simpáticos o fuertes,
dar pena o provocar algo de envidia,
la cinta métrica es nuestro rosario.

Así nos va! Y que lo diga jefe!
¿Cómo está usted? No se ande por las ramas.
No me quejo, pero es que el otro día...

Cuanto lo siento, ya voy a cenar!
¿Quien es la cena? 
yo soy indigesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario